Share with your friends










Enviar
Por favor seleccione una página para

En Infantil fuimos reyes y princesas por un tiempo…

Durante un trimestre los alumnos de cinco años de Infantil han estado trabajando en la Edad Media. En un apasionante viaje en el tiempo han visitado un castillo, se han vestido de cortesanos, han descubierto la forma de vida de tan lejanos ancestros, han participado en justas, han conocido a los profesionales de la época, y hasta han convertido el cole en una fortaleza inexpugnable, entre otras muchas aventuras apasionantes.

Los alumnos de Infantil se fueron de viaje… a la Edad Media. Después de un trimestre trabajando sobre este apasionante periodo de nuestra historia, nuestros pequeños tuvieron oportunidad de ponerse en la piel de los valerosos caballeros y de las gentiles princesas que tanto protagonismo adquirieron en su tiempo.

Para conocer de primera mano dónde vivían y cómo eran los usos y costumbres de nuestros ancestros en el Medievo, maestras y alumnas decidieron dar un salto en el tiempo de cinco siglos, recalando en uno de los castillos más emblemáticos de la Comunidad de Madrid: el castillo de Manzanares El Real.

Uno de los aspectos más significativos es que se trata de un palacio fortificado; un palacio dentro de un castillo construido por una de las familias más relevantes de su época: la familia de los Mendoza.

Una a una, nuestros pequeños fueron visitando las diferentes dependencias del castillo. Allí aprendieron todas las actividades que sus habitantes desarrollaban en su día a día: su vida cortesana, la dedicación a la caza, los banquetes, la danza, las veladas musicales, los recitales de poesía.

Aprendieron cómo era la vida de un caballero,  y también cómo era el transcurrir diario de las damas; conocieron el estrado de las damas, un cuarto donde sólo podían entrar las mujeres, que se sentaban en el suelo siguiendo la tradición de los árabes. En esta sala, las demás leían, cantaban, charlaban, cosían, etc. Visitaron también la alcoba, en la que no faltaba el oratorio para rezar, ya que, en aquella época, Dios estaba muy presente.

Sin embargo, la visita al Castillo de Manzarares El Real, es solo una mínima muestra del conocimiento adquirido a lo largo del trimestre: aprendieron a elaborar lanzas para las justas, así como las diferentes profesiones de la época: campesinos, herreros, zapateros, saltimbanquis…

Share with your friends










Enviar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.