Share with your friends










Enviar
Por favor seleccione una página para

¡Ya somos exploradores!

¡Ya somos exploradores!
01/05/2015 Colegios Juan Pablo II

Hace unos días lo niños de 4 y 5 años de Parla nos encontrábamos trabajando en clase cuando de repente llaman a la puerta. ¡Era el cartero¡ ¡Y nos traía una carta! ¡Qué sorpresa! Pero a la vez, ¡qué nervios!, y ¡cuánta incertidumbre!. ¿Qué misterio se escondería detrás de aquella carta?

Nuestras profes cogieron la carta y todos nosotros nos situamos de prisa a su alrededor. ¿Qué pone?–preguntábamos a las profes- ¿Quién nos escribe? Insistíamos todos al unísono. Ellas, con gran emoción, comenzaron a leernos la carta.

¡Qué alegría! Recordaréis que meses antes habíamos realizado una excursión a la granja escuela. Pues bien, quien nos escribía era su dueño, que nos felicitaba por lo extraordinario de nuestro comportamiento en aquella excursión.

Dado que dimos muestras evidentes de que los animales nos habían encantado, en la carta nos proponía convertirnos en exploradores de la granja para, de este modo, poder hablar de los animales a otros niños que, en un futuro, puedan ir a visitarlos y conocerlos.

Sin embargo, pese a lo que pueda parecer, esto no resultaba tan fácil para nosotros;: antes de todo esto, teníamos que cumplir un reto… Cada uno de nosotros debía investigar las distintas características de un animal para luego explicárselas a nuestros compañeros.

Algunos de nosotros inicialmente nos desanimamos creyendo que no íbamos a ser capaces. ¡Al fin y al cabo, solo tenemos 4 años! ¡Pero no por ello podemos permitir que el desánimo nos invada!

Para que el año la cosa no se nos hiciese cuesta arriba, profes y padres nos echaron una mano. Gracias a su ayuda, conseguimos hacer unos animales chulísimos y aprendimos mucho sobre ellos: que si son mamíferos, que si reptiles, aves, que si están en peligro de extinción… Una vez aprendida la lección se lo explicábamos a nuestros compañeros y, a su vez, enriquecíamos juntos para poder “crecer en sabiduría”. Nuestras clases estaban llenas de animales y algunos, ¡hasta de tamaño natural!

Cuando ya habíamos aprendido un montón de cosas sobre los animales, nuestras profes se lo contaron al dueño de la granja que, como premio, nos envió un carnet de explorador. ¡Qué bien! ¡Lo hemos conseguido! El año que viene cuando regresemos a la granja podremos ser exploradores y explicar cosas a otros niños.

5
Shares
Share with your friends










Enviar
Colegios de la Fundación Educatio Servanda

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.