Por favor seleccione una página para

Sobre nosotros

QUIENES SOMOS

Los COLEGIOS JUAN PABLO II son una obra de la Fundación Educatio Servanda. La Fundación nace por la iniciativa de un grupo de familias cristianas que, procedentes de diferentes ámbitos sociales y preocupadas por la deriva de la Educación en España, deciden trabajar conjuntamente para edificar un modelo educativo propio, en comunión con sus obispos y con la ayuda de sacerdotes diocesanos.

Ajena a cualquier movimiento concreto o realidad eclesiástica definida, Educatio Servanda está abierta a todas aquellas personas que desean poner sus talentos al servicio de la Educación que propone la Fundación, con independencia de cuál sea su adscripción política o movimiento espiritual de referencia.

Cuatro son los pilares que sustentan la Fundación: familia, enseñanza, ocio y tiempo libre y presencia pública del católico. Pilares todos ellos que, en su conjunto, alientan una educación en virtudes; una educación que mira con amor a la persona, la cincela en toda su integridad, dignificándola, y la eleva a su plenitud.

Y puesto que no existe vocación que supere en excelencia a la de educar, ni misión más apremiante, ni servicio más delicado, he aquí la educación (educatio) que merece ser conservada (servanda).

 

 

“La tarea de la educación es una exigencia constitutiva y permanente de la vida de la Iglesia, que hoy tiende a asumir rasgos de urgencia e incluso de emergencia”

Benedicto XVI

 

 

 

QUÉ QUEREMOS

1

Ayudar verdaderamente a las familias en la hermosa tarea de educar a sus hijos.

 

2

Conferir sentido trascendente a la vida del alumno, de acuerdo con los principios de la Iglesia Católica.

 

3

Favorecer el pleno desarrollo de la persona a través de una formación integral que posibilite el óptimo crecimiento de las capacidades intelectuales, afectivas, morales y religiosas del alumno.

 

4

Ayudarle a edificar su identidad, a descubrir toda la riqueza que, como ser único, guarda en su interior; encauzando su vocación hacia una vida moralmente recta y verdadera; en suma, ayudarle a “esculpir su propia estatua”.

 

5

Impartir una educación bilingüe de calidad desarrollando al máximo las capacidades que Dios ha puesto en cada persona.

 

6

Enseñarle a ser verdaderamente libre y responsable: libre en cuanto dueño de sí mismo, de su voluntad, de su inteligencia, de su cuerpo… En lugar de esclavo de sus apetitos. Y responsable, en cuanto capaz de asumir las riendas de su propia vida.

 

7

Promover en el alumno una conciencia crítica que le permita analizar, discernir e interpretar con rigor el mundo que le rodea y optar por el bien y la verdad.

 

8

Cultivar y afianzar, en su día a día educativo, la exigencia, el esfuerzo y el sacrificio como medios que le capaciten para obtener buenos resultados académicos pero también para su realización personal.

 

9

Integrar la familia, el tiempo libre y la escuela, de forma que entre esos tres pilares básicos de la educación haya una unidad de acción y de criterios

PROYECTO PEDAGÓGICO

DIOS

Acompañar al alumno -y también a padres y profesores- en el proceso de crecimiento integral de su persona y en la búsqueda de la Verdad, transmitiéndole el sentido cristiano de la vida.

MUNDO

Favorecer que el alumno conozca su entorno, de modo que la escuela le enseñe a situarse ante la realidad con sentido crítico, fundamentado en la Doctrina Social de la Iglesia, para que así pueda vivir con auténtica libertad.

PERSONA

Fomentar el desarrollo de las virtudes y talentos del alumno, respetando su ritmo de maduración, para alcanzar el máximo de sus capacidades, descubrir y vivir en plenitud su vocación personal.

SERVICIO

Propiciar el servicio, como entrega del don de sí mismo -de sus talentos y virtudes- para que la caridad sea el cimiento de las relaciones interpersonales en todos los ámbitos.

NUESTRO IDEARIO

1Los Colegios Juan Pablo II pertenecen a la Fundación Educatio Servanda.

2 Como tal, los Colegios Juan Pablo II pretenden impartir una educación basada en los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, con plena adhesión a su magisterio universal.

3 El lema de la Fundación Educatio Servanda y de los Colegios Juan Pablo II es “Educar en la Verdad para ser libres”. El concepto de verdad entendido como realidad de las cosas y del ser y negando toda forma de relativismo. Desde el Colegio se promueve una sana búsqueda de la verdad en todas las ciencias y en todos los aspectos de la vida, siempre desde el más profundo respeto a las personas que sostienen opiniones contrarias, puesto que en esa búsqueda no siempre es fácil distinguir el error.

4 También defendemos que es posible alcanzar esa verdad para la razón humana adecuadamente formada. La verdad en cuanto manifiesta el ser de las cosas permite observar al mundo y al hombre en su realidad y hace posible la plena libertad de elegir los caminos más adecuados para llegar a los fines propuestos y la plena libertad de elegir esos mismos objetivos. Escribimos “Verdad” con mayúscula, puesto que es Cristo mismo el único que revela el hombre al hombre mismo (Cf. Gaudium et spes, 22); es decir, revela al hombre su verdadera identidad y le permite vivir entonces con auténtica libertad.

5 Desde este punto de vista,  defendemos que no hay contradicción entre la fe y la razón humana, sino al contrario: una síntesis en la que la razón y la fe son dos formas paralelas de conocimiento que confluyen en un mismo punto, ayudándose mutuamente a explicar lo conocido.

6 Los Colegios Juan Pablo II tienen una concepción antropológica cristiana, y por ello toda la educación es personalizada en cuando dirigida a la plenitud de la persona. Como tal, la pedagogía de nuestros Colegios no quiere descuidar ninguno de los aspectos propios de la persona: nivel corporal, nivel sensible, nivel psicológico y afectivo, nivel intelectual, volitivo y espiritual.

7 Los Colegios Juan Pablo II se proponen dar sentido trascendente a la vida del alumno, pues reconocemos la mayor importancia del nivel intelectual, volitivo y espiritual en nuestra concepción antropológica. En la misma línea, nuestros Colegios pretenden ser escuelas en las que se fomenten las virtudes humanas y cristianas, y en las que se promueva especialmente el fortalecimiento de la voluntad como fuente de éxito humano y académico.

8 Nuestros Colegios nacen con las familias y las tienen como fin. Como fundamento y principio de una vida verdaderamente humana, la familia es insustituible en la tarea de la educación de los hijos. Así, reconocemos al alumno y su familia como el principal protagonista de la educación, siendo el Colegio subsidiario de este proceso, supliendo los aspectos humanos y técnicos donde no es fácil que llegue la familia. Por tanto, labor fundamental de nuestros Colegios es ayudar verdaderamente a las familias en la hermosa tarea de la educación de sus hijos.

9 Reconocemos que el tiempo libre y de ocio de los niños y jóvenes tiene una enorme influencia en la formación de la persona. Los Colegios Juan Pablo II van a promover todo tipo de actividades para fomentar una sana educación de la juventud en el uso del tiempo libre, como una forma de trabajar aspectos fundamentales como la formación del carácter, el sentido de lo concreto, la salud física y mental y el servicio a los demás, siempre buscando una más completa educación de la persona.

10  El modelo educativo de los Colegios Juan Pablo II pretende alcanzar la formación de personas con el suficiente “reflejo” para que  una vez incorporados a la vida de adultos sean capaces de constituirse en elementos de dinamización y de cambio en sus entornos a través del ejemplo y de la acción.

11 Los colegios Juan Pablo II son centros educativos mixtos. Para responder mejor a las dimensiones específicas del desarrollo personal y facilitar el máximo rendimiento académico mediante una mayor homogeneidad, en algunos de  nuestros colegios, la docencia en Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria se imparte en aulas diferenciadas, permaneciendo mixtos todos los espacios comunes (pasillos, patios, comedor…). En estos niveles, los ritmos de crecimiento, maduración, centros de interés y desarrollo cognitivo son diferentes en chicos y chicas. En coherencia con el argumento fundamental de este modelo educativo, las aulas de Infantil y Bachillerato son mixtas. En otros, la mayoría, también las aulas en esos niveles son mixtas.

12 La misión  de los Colegios Juan Pablo II, como toda obra de la Fundación Educatio Servanda, es educar de acuerdo con el espíritu del Evangelio a través de toda la actividad escolar. También tiene como misión principal ofrecer a las familias una educación bilingüe de calidad que persiga el éxito personal (alcanzar la plenitud en el desarrollo de las capacidades personales) de todos los alumnos.

13 La visión de los Colegios Juan Pablo II camina hacia la aplicación de una pedagogía sólida, a la vez tradicional e innovadora, que atienda con éxito las necesidades educativas, religiosas, culturales y deportivas de sus alumnos, familias y entorno social donde está ubicado; y así llegar a ser un centro de referencia en proporcionar el mejor ambiente para el crecimiento personal y espiritual de cada alumno.

14 La propuesta educativa de los Colegios Juan Pablo II no está reservada sólo a los católicos, sino abierta a todos los que comprendiendo y valorando la enorme contribución del humanismo cristiano a nuestra civilización, quieran transmitir a sus hijos estos valores, tengan un pleno respeto por su ideario y demuestren apreciar y compartir una propuesta educativa cualificada. Así desde nuestros Colegios se promoverá la recepción de los sacramentos y la asistencia a la Santa Misa por parte de los alumnos y sus familias, siempre desde una perspectiva de profundo respeto a las personas.

15 El respeto dentro de la comunidad educativa será una de las virtudes prácticas que más se trabajen y se exijan: respeto recíproco entre profesores, alumnos y familias. La mayor parte de las virtudes no son exigibles, pero sí lo es la virtud del respeto y como tal se tratará.

16 Otras virtudes prácticas, plenamente exigibles, y que favorecen sobremanera el aprovechamiento escolar, son la puntualidad y, evidentemente, la asistencia a las clases y a las actividades que proponga el Colegio. Como tales se trabajarán y se exigirán.

17 Para que haya un entorno de trabajo, estudio y de armonía en la convivencia, evitando distracciones secundarias, en los Colegios Juan Pablo II los miembros de la comunidad escolar llevarán uniforme: desde los profesores y personal del Colegio hasta los alumnos.

18 Las normas de disciplina  académica, contenidas en lo sustancial en el Plan de Convivencia del Centro, recogido en el Reglamento de Régimen Interior del Colegio, deben ser respetadas por todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa de los Colegios Juan Pablo II, ya que constituyen un medio necesario para asegurar la convivencia escolar y el desarrollo de la responsabilidad personal.

OTRAS OBRAS DE EDUCATIO SERVANDA

USO DE COOKIES | Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies