Share with your friends










Enviar
Por favor seleccione una página para

Peregrinación a Guadalupe: la mirada de una joven de diecisiete años

Peregrinación a Guadalupe: la mirada de una joven de diecisiete años
08/10/2015 Colegios Juan Pablo II

Setecientos jóvenes de entre 14 y 30 años, pertenecientes a la diócesis de Getafe peregrinaron al Santuario de Guadalupe para preparar el Año de la Misericordia convocado por el Papa. María Galán, alumna de Bachillerato del JPII de Alcorcón, que se encontraba entre los 140 alumnos del colegio que participaron, nos da cuenta de lo allí vivido.

María Galán tiene diecisiete años y estudia 2º de Bachillerato en el colegio Juan Pablo II de Alcorcón. Ella fue una de los setecientos jóvenes de entre 14 y 30 años que, durante los días 25, 26 y 27 de septiembre, marcharon en peregrinación hasta el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe para preparar la Gran Misión diocesana y el Año de la Misericordia que ha convocado el Papa Francisco para el curso que ahora comienza.

Sin embargo, ésta no era la primera vez que María realizaba esta peregrinación con la diócesis de Getafe: “Es la cuarta vez que la hago”, nos dice. Cuando le preguntamos si no le parece repetitiva la experiencia, responde con firmeza: “¡Qué va, todo lo contrario, no hay año donde no surjan sorpresas!. De hecho el Señor siempre me pone a alguien interesante a quien conocer y con quien aprender en el camino; allí donde mires te encuentras con gente que, a cada paso, está dando testimonio de su vida, y no son ni dos, ni tres”.

IMG_1180

“Es una pasada comprobar – asegura María en tono apasionado- que todo eso que se oye cada día por ahí, ya sabes, eso de que los jóvenes han dejado de creer en Dios, es mentira. A Guadalupe fuimos setecientos jóvenes y todos creíamos en Dios. Es verdad que habrá quienes inicien la peregrinación con diferentes intenciones, pero no es menos cierto que cuando llegan al santuario ya se han dado cuenta de la razón por la que están allí.”

Pese a todo, María reconoce que llegar hasta el Santuario no es un camino de rosas. “Son muchos los kilómetros que andamos hasta llegar, algunos aseguran que hacemos por lo menos cincuenta –se ríe- pero yo creo que son algunos menos, lo cual no deja de ser cansado. El mejor momento, desde luego, llega cuando entramos en el pueblo y nos encontramos con muchos padres que, unidos al personal de apoyo que nos ha acompañado en el trayecto, nos reciben con cánticos. Es entonces cuando nos venimos arriba, nos unimos a los cánticos y nos olvidamos del cansancio que arrastramos. Es una gozada. Por eso salimos dando todos testimonio”.

IMG_1182

En nuestra conversación con María, admiramos sorprendidos que sus quince años contagian de alegría a quien la escucha. Su firmeza de convicciones, la alegría con la que vive la fe, serviría bien de espejo en el que mirarnos. Se conoce al dedillo los pueblos por los que pasaron y nos cuenta con pelos y señales todos los detalles de una peregrinación donde el tiempo parece estirarse providencialmente: rezos de laudes, completas, Rosario, confesiones, catequesis, hora santa y, cómo no, también ocio y diversión. Cierto es que no fueron 50 los kms de marcha, tiene razón María, sino 36 kms, que ya son kms…

A modo de conclusión, María Galán evoca las palabras que el obispo de la diócesis don Joaquín dedicó a los jóvenes en la Eucaristía que oficio en el Santuario de Guadalupe: “Nos dijo que somos el futuro de la diócesis, recordándonos, -y esto es muy importante, matiza- que el segundo viernes de cada mes él mismo preside una misa para los jóvenes. Hay que ir”.

IMG_1261

33
Shares
Share with your friends










Enviar
Colegios de la Fundación Educatio Servanda

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.