Share with your friends










Enviar
Por favor seleccione una página para

Las alumnas de 2º ESO, en el Madrid de los Austrias

Las alumnas de 2º ESO, en el Madrid de los Austrias
20/05/2015 Colegios Juan Pablo II

Con anterioridad a su visita al Madrid de los Austrias, las estudiantes del colegio JPII de Alcorcón habían realizado diferentes trabajos sobre esta etapa de nuestra historia. La majestuosidad de los edificios, la fisonomía de sus calles, o curiosidades como la expresión “¡agua va!”, les permitieron conocer in situ cómo era la vida cotidiana de un madrileño durante el siglo XVI.

Unos de los grandes atractivos de Madrid es que conserva buena parte de las construcciones nacidas para dar esplendor a la capital del Reino en el siglo  XVI. La Plaza Mayor, donde se encuentra la Plaza de la Panadería, el primer edificio de la misma, y la estatua ecuestre de Felipe III, que data de 1616; o  la Plaza de la Villa, en cuya Torre de los Lujanes, donde según la tradición estuvo alojado nada menos que el rey Francisco de Francia, quien se disputara con nuestro monarca Carlos I, el dominio del mundo, y que fue hecho prisionero en la batalla de Pavía… son algunos de los puntos históricos de los que pudieron disfrutar las alumnas de 2º ESO.

La  Plaza de Oriente, fue el lugar elegido como punto de partida para la excursión. Presidida por dos los de los edificios más significativos de la capital, el Palacio Real y el Teatro Real, en la Plaza de Oriente, las estudiantes pudieron apreciar el valor artístico de una obra como la estatua de Felipe IV, en cuya creación participó Galileo Galilei.

Las excursionistas vieron también el Real Monasterio de la Encarnación, situado en la cara norte de la Plaza de Oriente, al que le fue expropiado el Huerto de la Priora para integrarlo dentro de la plaza.

La siguiente parada de la visita se llevó a cabo en los restos de la muralla musulmana, en la que apareció la Virgen de la Almudena. Cuenta la tradición que, a comienzos del siglo VIII, ante la inminencia de la invasión sarracena, los cristianos de la villa, para evitar la profanación de la imagen, escondieron a la Señora en un cubo de la muralla; en 1083-1085 siendo Pontífice Gregorio VII, al conquistar Magerit el rey Alfonso VI, convocó una procesión encabezada por él mismo, y al llegar junto al cubo de la muralla cercano a la Almudayna unas piedras se derrumbaron y en el hueco estaba la imagen de la Virgen con los dos cirios encendidos. Era el 9 de noviembre del año 1085. Según esta tradición el Rey Alfonso VI hasta la localización de imagen habría mandado pintar en el muro de la Iglesia de la Villa una imagen. Esa imagen sería la conocida hoy en día de “la Virgen de la Flor de lis”. La Virgen de la Flor de Lis es actualmente Patrona de los jardineros.

Un punto llamativo para nuestras estudiantes, lo constituyó la calle del Codo, así denominada por su forma, similar a un brazo doblado.  En esta calle, una de las más antiguas de Madrid, se les explicó el origen de la expresión ¡agua va!, hoy naturalmente en desuso, pero muy frecuente en los tiempos de los Austrias. En aquella época era costumbre arrojar por los balcones y ventanas que daban a la calle las aguas sucias, orines y otras inmundicias.  Para advertir a los transeúntes del peligro, se daba unos segundos antes del grito de “¡agua va!”. Al escucharlo, la gente se apresuraba a buscar un lugar seguro para guarecerse del sucio chaparrón. Fue este un aspecto que llamó poderosamente la atención de unas alumnas que hoy saben algo más acerca de la vida de los madrileños en aquella época.

Share with your friends










Enviar
Colegios de la Fundación Educatio Servanda

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.