Share with your friends










Enviar
Por favor seleccione una página para

La prehistoria llega a Parla

La prehistoria llega a Parla
19/10/2015 Colegios Juan Pablo II

Algo muy especial ha sucedido en Parla. Tan extraordinaria resulta la historia que os vamos a contar, y tanta la ilusión con la que la vivimos, que esperamos os contagiéis de ella, pues solo así podréis comprender nuestra alegría… 

Y es que lo que os estamos proponiendo es que nos acompañéis en un laaaarrrrrgo viaje en el tiempo. ¿Qué decís? ¿que no os lo creéis?, ¿que estamos exagerando?… Entonces, abrid bien los ojos y leed con atención… Ya veremos si después seguís opinando lo mismo…

Los hechos acontecieron hace unos días. Nuestros papás nos habían levantado, preparado el desayuno, acercado al colegio… En fin… lo que viene a ser una mañana cualquiera… O eso creíamos… Hasta que vimos a las profes…Porque ya su mirada y su sonrisa nos pusieron sobre aviso de que algo había sucedido o estaba a punto de suceder… ¿Pero qué era ese algo? Lo ignorábamos… Fue entonces cuando nos advirtieron que nos íbamos de viaje. “El más largo viaje -nos decían- que hayáis realizado jamás”. Uffff, os reconozco que un gran escalofrío atravesó mis sentidos… ¿Y a dónde nos vamos? –preguntamos con los ojos como platos-. “La pregunta correcta  no es a dónde– nos matizó una de las profes añadiendo más misterio a nuestra, ya de por sí, elevada expectación- sino a cuándo?… Y es que el que os proponemos no es ni más ni menos que un viaje en la máquina del tiempo hacia la prehistoria… ¡Caray!… ¡Verdad que es alucinante!

La cosa es que no sabemos cómo, pero lo cierto es que en un visto y no visto nos hallábamos en una sala acompañados de un… ¡cavernícola! ¡Increíble!

El cavernícola se encontraba, como que no quiere la cosa, haciendo fuego. Pero lo más flipante es que pretendía conseguirlo sin encendedores, ni cerillas. Muy extraño ¿a que sí? Nosotros no reíamos solo con la idea… Hasta que lo encendió. ¡Otra sorpresa más!

Y no sería la última, ya que, aunque es verdad que no sabía hablar muy bien, ayudándose de gestos, y con la inestimable ayuda de las profes, tuvimos oportunidad de conocer algunas de sus costumbres, a cual más interesante. Así, por ejemplo, supimos que las lanzas que tenía con él le servían para cazar animales que luego se comía… ¡Qué puedo deciros¡ La experiencia fue tan emocionante y nos gustó tanto que,  haciendo gala de nuestra insaciable curiosidad, queremos seguir aprendiendo muchas más cosas de esa época.

Para ello vamos a investigar, experimentar y explorar todo lo que podamos; nos trasladaremos a esa era construyendo nuestra cueva y haremos pinturas rupestres, reproduciremos los utensilios que empleaban… En fin… que ya os seguiremos contando más de la prehistoria… y de nuestro viaje… Porque ya os imaginaréis que aquella no fue nuestra única incursión…

Y es que, aunque todavía no lo sabéis, os estamos proponiendo que viajéis con nosotros en el tiempo… ¿Qué decís?, ¿os atrevéis a acompañarnos en esta apasionante aventura?

Share with your friends










Enviar
Colegios de la Fundación Educatio Servanda

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.