Share with your friends










Enviar
Por favor seleccione una página para

Educatio Servanda os desea un feliz verano

Educatio Servanda os desea un feliz verano
17/06/2015 Colegios Juan Pablo II

Para que podáis disfrutar como padres del periodo estival y obtener a la vez su máximo aprovechamiento, os ofrecemos a continuación una serie de recomendaciones que confiamos sean de vuestro agrado

Llega el fin de curso a nuestros centros, y con él llegan también para vuestros hijos las tan deseadas, como –esperamos- merecidas vacaciones. El curso que ahora concluye ha venido cargado de noticias, es pues también momento de que el boletín ponga un punto y seguido en su andadura y  se tome un  respiro durante el veranol para volver con las pilas cargadas en septiembre. Con el nuevo curso vendrán nuevas noticias y nosotros estaremos aquí, como siempre, para haceros partícipes de ellas.

Sin embargo, no queremos pasar la ocasión de transmitiros como padres una serie de recomendaciones que os permitirán disfrutar al máximo del verano, consiguiendo de este periodo su máximo aprovechamiento

Llega el final de curso y con él comienzan para nuestros hijos las tan esperadas vacaciones estivales, un periodo que, si debe ser intenso en diversión y entretenimiento para ellos, hace recomendable, por nuestra parte, seguir una serie de pautas para que puedan alcanzar su máximo aprovechamiento. No olvidemos que, en cuanto padres, hemos de seguir siendo un referente para nuestros hijos y que el verano ofrece múltiples ocasiones y mil y una actividades en las que participar y disfrutar conjuntamente. Compartir experiencias les hará un gran bien a ellos, y a vosotros os reportará satisfacciones difíciles de olvidar.

Como principal tarea aconsejamos lecturas placenteras y continuadas durante el verano, siempre y cuando no haya algún déficits escolares concretos que requieran recomendaciones especiales por parte del profesorado.

¿Qué podemos hacer para que lean? Es importante que nos vean leer, o leerles nosotros en voz alta, contarles cuentos e historias atractivas, leer con ellos, suscribirles a publicaciones infantiles y juveniles, explicarles algún pasaje que nos parezca adecuado del libro que estamos leyendo nosotros… y, claro está, animarles a escribir; porque cuando escribimos, necesariamente leemos. Por eso, los niños que tienen dificultades para leer, cuando escriben a sus amigos, confeccionan notas o hacen rótulos, están leyendo y desarrollando su capacidad para leer más deprisa y con menor esfuerzo.

Si la familia se va quince días de vacaciones, durante ese tiempo, es preferible que ellos se olviden de los deberes, no así los padres, que debemos propiciar momentos distendidos con nuestros hijos. Si durante el periodo laboral hemos tenido dificultades para conciliar trabajo y vida en familia, ahora se nos brinda la posibilidad de vivir las vacaciones con paz y serenidad.

En cuanto al horario, el verano nos permite realizar actividades sin estar tan sujetos al reloj. Ahora bien, aun cuando éste ha de ser más flexible, debe haber un horario. Una casa, incluso en verano, no puede hacer desaparecer los relojes, y somos los padres los que lo fijamos: hora de levantarse, de comer, de jugar… Un cierto horario centra nuestra condición temporal de ser humano, nos evita la sensación de vacío, y nos ayuda a llevar una vida de orden. Tener obligaciones, afianza la autoestima y nos ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos.

El verano es tiempo para:

–          Disfrutar de los hijos con tranquilidad.

–          Darnos personalmente sin prisas y conseguir que las experiencias vividas permanezcan en la memoria.

–          Seguir viviendo en la obediencia, ya que una mayor flexibilidad no debe ser impedimento para mantener lo conseguido durante el año.

–          Continuar con la dinámica de participación de los hijos en las tareas del hogar. Ocio no es sinónimo de no hacer nada.

El ocio de los hijos ha de ser considerado como reparador de fuerzas, descanso del estudio, de igual modo que para los adultos supone también un descanso del trabajo. No hemos de olvidar que ocio es una actividad  relacionada con el espíritu que se opone radicalmente al “negocio” –negación del ocio- y que, en consecuencia, no busca ningún provecho material.

Es positivo que aquellos que tengáis hijos adolescentes os intereséis por aquellas actividades que les gustaría realizar y orientarles. Al ser el ocio de vuestros hijos, fruto de lo que ellos han elegido, podrán ejercitar su iniciativa, inventiva e imaginación.

Terminamos con unas últimas recomendaciones:

– Alegría y buen humor: resulta aconsejable desfrutar con actividades divertidas y atractivas, eligiendo lugares de veraneo donde poder encontrar otras familias también ocupadas en la formación de sus hijos. Vivir la amistad e incrementar la sociabilidad a través de actividades como el deporte o excursiones.

– Dialogar: en tiempos vacacionales las conversaciones deben ser más relajadas, facilitando el periodo de descanso para tratar cuestiones que requieran mayor profundidad: adicciones, uso del móvil, internet… Si escuchamos  sin mirar el reloj entenderemos mejor las inquietudes y la forma de ser de nuestros hijos.

– Disfrutar y aprender de los abuelos: algunos padres se reúnen con otras familias en casa de los abuelos. Se trata de organizarse de manera que los abuelos estén descansados para transmitir raíces, memorias y cultura de la vida sin estar agobiados. La mejor manera es ponerse de acuerdo con ellos antes de comenzar la estancia en su hogar. Una ocasión de oro para que los nietos puedan convivir pacíficamente con los progenitores de sus padres.

– Hacer un uso adecuado de los vídeo-juegos y de la televisión: es importante limitar el tiempo dedicado a jugar; pactar con ellos su duración, y lograr que tomen conciencia del tiempo que pasan jugando.  En el caso de los vídeo-juegos, antes de comprarlos, conviene informarse de su nivel de violencia, edad mínima y habilidades requeridas. En cuanto a la televisión, debemos seleccionar programas apropiados, siendo aconsejable hablar con ellos acerca de lo que están viendo, ayudándoles de este modo, a reflexionar sobre sus contenidos.

¡¡¡ Que paséis un feliz verano!!!

Share with your friends










Enviar
Colegios de la Fundación Educatio Servanda

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.