Por favor seleccione una página para

Didáctica de los colegios

 

 

Educación Mixta y Educación Dual

Numerosos estudios han demostrado que hay diferencias en los ritmos de niños y niñas.

VER

Personalizada

Cada alumno precisa una atención a la medida de sus necesidades que le ayude a conocerse, trabajar las virtudes y potenciar sus talentos.

VER

Excelente

La excelencia educativa se mide por la calidad de quienes la imparten. Para ello se requiere vocación, compromiso y cualificación.

VER

Bilingüe

Ponemos auxiliares de conversación nativos a disposición de los alumnos para que trabajen los fundamentos del idioma con los niños en grupos reducidos.

VER

 

 

“Pienso en vuestros educadores, guías de las mentes y caracteres jóvenes. ¡Cuán más grande es su misión! ¡Qué responsabilidad particular la suya! ¡Pero qué grande es también su mérito! Cuando nos planteamos el problema de la escuela, surge un problema de importancia fundamental para el hombre.
Es el problema de la verdad”

San Juan Pablo II

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Educación Mixta y Educación Dual

Todos los colegios Juan Pablo II son centros de educación mixta. En los colegios más grandes ofrecemos la educación dual, que tiene en cuenta las diferencias entre chicos y chicas en algunas etapas. Numerosos estudios elaborados en los últimos años por educadores, psicólogos y pedagogos de todo el mundo revelan que a determinadas edades conseguir una mayor homogeneidad agrupando chicos y chicas en el aula ayuda a extraer lo mejor de cada alumno. Ello se debe a que, si bien no hay diferencias de inteligencia general entre ambos sexos, sí las hay en relación con los ritmos de crecimiento, maduración, centros de interés y desarrollo cognitivo.

En las edades de primaria y secundaria, agrupándolos en el aula, se consigue esa mayor homogeneidad que mejora el rendimiento académico de ambos. Para responder mejor a las dimensiones específicas del desarrollo personal y facilitar el máximo rendimiento académico, la docencia en Primaria y Secundaria, se imparte en aulas por sexos. Los objetivos, metas y contenidos son los mismos. De manera coherente con el carácter mixto del colegio todos los espacios comunes (patios, comedor) siempre son mixtos. Las aulas de Infantil y Bachillerato, donde los ritmos se equilibran y las diferencias son mucho menores, tienen también aulas mixtas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Educación personalizada

El elemento primordial de toda educación es la persona que se pretende formar y que subyace a todo proyecto educativo. Por ello, partimos de la necesidad de una formación personalizada e integral que le permita optimizar las  posibilidades del individuo. Ello exige prestar atención a las particularidades del alumno, a su singularidad; exige un acercamiento sincero a esa persona que, en cuanto única e irrepetible, se erige en verdadero tesoro a los ojos de Dios.

Es un hecho que en el seno de un grupo cada alumno requiere un ritmo y un estilo de trabajo diferentes; que cada alumno precisa de una atención a la medida de sus necesidades, que le ayude a conocerse y potencie sus particulares aptitudes para extraer de ellas el máximo rendimiento.

La elaboración de los objetivos en cada etapa educativa, la propia acción docente, las evaluaciones, y en suma, toda la fuerza motriz de nuestra actividad educativa, adquieren un marcado enfoque personal.

Tal y como nosotros concebimos la educación personalizada, ésta debe ser una ayuda no solo en su aprendizaje académico, sino también en su crecimiento afectivo y en su proyección comunitaria. Para ello, el alumno cuenta con el respaldo de un tutor con formación específica que le asiste, colaborando en su rendimiento; que le motiva y le aconseja; que trabaja con él en la formación de un carácter fuerte, libre y equilibrado; y que concierta entrevistas periódicas con los padres para concretar y definir objetivos comunes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Excelencia educativa

En los colegios Juan Pablo II pensamos que la excelencia educativa se mide por la calidad de quienes la imparten. Ya que si bien el alumno es el incuestionable protagonista del aprendizaje, el educador se convierte en ese leal compañero de camino que le guía y le ayuda a avanzar en su itinerario vital. De ahí su importancia.

Ahora bien, no entendemos como educador a quien se limita a transmitir conocimientos. Aquel ha de ser un formador de hombres, ha de procurar personalidades fuertes, libres y responsables. Una compleja tarea que a nuestro entender requiere vocación, compromiso y cualificación.

La vocación, porque siendo la docencia una profesión, el educador, en su condición de católico, ha de asumirla en el marco de su vocación cristiana, como un modelo y testimonio de verdad, tomando plena conciencia de su responsabilidad al objeto de dar respuesta a lo que ella exige.

Compromiso, porque dicha vocación conlleva el firme compromiso personal de preparar al alumno para la mejora de las estructuras sociales, adecuándolas a la palabra de los Evangelios. Si en el ejercicio de su vocación, el educador católico desarrolla su labor educativa, sin que en ella quede huella alguna de su identidad cristiana, debe abandonar tal denominación.

Cualificación, porque el cambio permanente que caracteriza a nuestra sociedad obliga a la continua actualización de actitudes, contenidos y métodos pedagógicos. El educador no puede ya conformarse con una cualificación profesional. Debe reciclarse, renovando continuamente su formación.

Bajo tales premisas garantizamos la excelencia de nuestros docentes, y a través de ella, la excelencia de nuestra calidad educativa.

 

 

 

 

 

 

 

Educación bilingüe

En los Colegios Juan Pablo II sabemos que el conocimiento del inglés es hoy una herramienta imprescindible que proporciona importantes ventajas al alumno y le garantiza más y mejores oportunidades para desarrollarse con éxito, no sólo en el ámbito profesional, sino también otras áreas sociales.

Los Colegios Juan Pablo II son centros concertados bilingües. Este bilingüismo lo concretamos actualmente ofreciendo al menos el 30% de la carga lectiva en inglés. Desde la etapa infantil ponemos a disposición del alumno auxiliares nativos que trabajan con los niños en grupos reducidos los diferentes fundamentos del idioma: speaking, listening and conversation.

Al final de curso, el alumno es examinado en las materias de lengua, matemáticas e inglés, mediante una prueba oral que incluye todos los contenidos que se han impartido a lo largo del año académico.

Asimismo, nuestros Colegios tiene suscrito un acuerdo con la Universidad de Cambridge que conlleva importantes ventajas para los alumnos del colegio. Una de ellas es que al alumno de Primaria y Secundaria se le ofrece la posibilidad de realizar el examen Cambridge for Schools en el propio colegio. Este examen permite lograr un título cuyo nivel de inglés goza de reconocimiento internacional; mejorar la competencia lingüística en este idioma, paso a paso; así como evaluar los progresos del alumno según criterios internacionales.

El objetivo del colegio es que el alumno finalice el Bachillerato con un nivel mínimo de First Certificate in English.