Share with your friends










Enviar
Por favor seleccione una página para

¡Así celebramos la festividad de San Isidro en Infantil!

¡Así celebramos la festividad de San Isidro en Infantil!
18/05/2015 Colegios Juan Pablo II

¡Madre mía, lo que estamos aprendiendo en el cole! Algunos de nosotros ni siquiera hemos cumplido los cinco años y ya lo sabemos casi todo sobre San Isidro, o por lo menos, si no todo, si unas cuantas cosas, no os vayáis a pensar. Lo aprendimos el viernes pasado, precisamente en la festividad de San Isidro.

Y eso que el día no se presentaba muy halagüeño. La verdad es que no entendíamos por qué teníamos que venir a clase cuando los niños Madrid no iban al cole. Es verdad que las profes nos explicaron que la fiesta del santo es una fiesta local de la capital, pero, ¿qué queréis que os diga? el argumento no nos convenció demasiado. Todos hubiéramos preferido quedarnos en la cama.

Lo que sí os podemos decir ahora es que estamos muy felices de haber venido al cole en el día de San Isidro. Y es que el plan que nos hicieron las profes no podía haber sido más divertido. En primer lugar, para situarnos, nos enseñaron quién era San Isidro. Nos explicaron que era un labrador, que trabajaba mucho en el campo y que hizo muchos milagros, como por ejemplo, ¡multiplicar la comida de una olla! También, que su mujer es santa y, como él, muy conocida: ¡Santa María de la Cabeza!.

Después, como se trata de una fiesta típica de Madrid, cantamos canciones, nos disfrazamos de chulapos y hasta nos marcamos un chotis, que es el baile típico de Madrid y, según nos dijeron, se puede bailar sobre un ladrillo. ¡Es genial!

Fijaros si aprovechamos el tiempo que hasta nos dio tiempo a hacer un “mantón de manila”, no de los de verdad, porque, según parece, cuestan mucho tiempo y trabajo, sino de charol, pero eso sí, ¡chulísimos, chulísimos!

Y como tenemos unas profes la mar de simpáticas, pues se metieron de lleno en la fiesta, participando también de todas las actividades.

Para terminar nos zampamos unos barquillos madrileños que estaban para chuparse los dedos.

En definitiva, ¡después de contaros todo esto, qué puedo deciros! ¡Fue una suerte que nuestro cole estuviera en Alcorcón y no en Madrid capital! ¡Quién puede no querer venir al cole cuando en el cole uno aprende tanto y se lo pasa tan bien!

 

 

Share with your friends










Enviar
Colegios de la Fundación Educatio Servanda

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.